PIMIENTO

La provincia de Almería es conocida como la huerta de Europa y Adra representa uno de los pilares fundamentales. Entre su oferta de frutas y hortalizas, el pimiento ya se ha consolidado como rey del campo en cuanto a exportación y consumo. No es una casualidad, los estándares de calidad y el minucioso proceso de cultivo bajo plástico son una referencia para el mundo.

El sabor del pimiento de Adra es inconfundible por su dulzura. Basta con probar una pieza que no haya sido cultivada con la técnica sofisticada del campo abderitano para saborear la diferencia. Tiene ese toque especial que lo hace incomparable con cualquier otro. No solo forma parte de la dieta mediterránea, sino que se ha convertido en un alimento imprescindible.

Adra KMCERO productos pimiento

Puede ser verde, amarillo o rojo, dependiendo de su fase de maduración. En los tres estados se puede consumir con garantías y son sinónimo de acierto en todas las recetas que se utilicen. Es la base de la mayoría de los guisos y aporta un matiz único a cada plato que conquista desde el primer mordisco.

Sus beneficios en la salud son innumerables gracias a sus propiedades. Es fuente de fibra, minerales y vitaminas. Su alto contenido en agua y las bajas calorías favorecen su consumo para la pérdida de peso. Además, previene las enfermedades cardiovasculares por los antioxidantes que contiene y habitualmente se recomienda en la dieta de niños y embarazadas porque es beneficioso para el desarrollo.

Al horno, a la plancha, en ensalada o como complemento. El pimiento de Adra KMCERO es un producto que tiene que estar siempre en la mesa. Desde la plantación de la semilla hasta la recogida del fruto, el cuidado por parte de los agricultores permite comercializar un alimento único en el mundo. Un color, una receta y un momento del día es todo lo que necesitas para comer esta maravilla del campo abderitano.